Preguntas frecuentes

Pretendemos en esta sección poder dar respuesta a algunas de las dudas más habituales que se producen entre los padres a la hora de plantearse la opción de apuntar a su hijo/a a una actividad. No obstante, estamos a vuestra disposición para tratar cualquier duda o preocupación que os pueda surgir.

  • Mi hijo/a va sólo, no conoce a nadie, y eso me preocupa.
        Es habitual que se produzca esta situación e incluso que eso haga que los niños no quieran acudir. Situaciones como "si va mi primo, vecino o mi amigo voy, pero si no, no quiero" pueden darse. Una de las preocupaciones del equipo que acude al campamento es durante los primeros días, lograr una integración de todos los asistentes y nos esforzaremos al máximo por conseguirlo. Gran parte de las actividades de los primeros días van encaminadas a ello. La experiencia nos muestra que aquellos que van solos son los que más amigos hacen, mientras que los que van acompañados, suelen cerrarse más y se relacionan menos.

  • ¿Qué ocurre si mi hijo se pone enfermo o tiene algún incidente?
        En un campamento se pueden producir situaciones muy diversas y por razones diferentes. Cualquier duda que tengamos sobre el estado de salud de cualquier asistente será causa de acudir con él al centro de salud, con el fin de que el médico nos dé un diagnóstico. El campamento cuenta con un botiquín bien preparado, asesorado por personal médico, con el que realizamos las curas básicas (pequeñas heridas...). Cualquier caso que tenga mayor complejidad (lesión, caída con puntos...), acudiremos igualmente al centro de salud. De todas estas incidencias os informaría personalmente el director vía telefónica.

  • Mi hijo/a tiene un tratamiento médico y debe seguirlo durante la actividad
        No es problema. En estos casos el director del campamento se encargará de recibir la información por parte de los padres (por escrito), guardará los medicamentos y se encargará de darlos con la periodicidad señalada. Lo normal es durante los desayunos-comidas-cenas y lo que solemos hacer es, nada más sentarse, antes de servir, dar los medicamentos.

  • ¿Cuántos adultos van a acudir al campamento?
        La legislación aragonesa (Decreto vigente de 2018) exige un mínimo de un adulto cada 10 niños, y que haya un director titulado siempre que la actividad supera los 24 asistentes o se pasen más de 2 noches fuera del domicilio habitual. Normalmente superamos este ratio y suele haber un adulto cada 8 niños, más incluso cuando hacemos actividades de aventura fuera del albergue (actividades del campamento Multiaventura)

  • ¿Cómo se organizan las comidas y todo lo relacionado?
        Las actividades organizadas pueden contar con un servicio de pensión completa por parte del albergue que contratemos, o bien contar con una infraestructura propia (cocina) que esté a nuestra disposición, caso en el cual se contrata a personal específico y formado para la cocina. Sí hemos de advertir que mantener una buena alimentación es una obligación por nuestra parte, más aún en un campamento en el que el gasto de energía es alto por el tipo de actividad. Con ello queremos decir que estaremos muy atentos de que los niños/as coman bien (aunque entendemos que siempre hay algún alimento que no nos guste...)

  • Mi hijo es celiaco, alérgico, intolerante a la lactosa o tiene otro tipo de peculiaridad alimenticia
        En estos casos, os pedimos encarecidamente vuestra colaboración. No es ningún problema para que pueda acudir a la actividad (ya tenemos experiencia en ello), pero necesitamos que nos lo digáis con algo de tiempo para preparar menús a parte, dándonos propuestas concretas para que vuestro hijo/a coma bien.
        
Comments